José Alejandro Criollo

De la inocencia venimos,
con la infancia seguimos,
las canicas partimos,
jugando sólo reímos.

La verdadera infancia,
las canicas en las manos,
como vidrios van girando,
metras van rodando.

Manos y rodillas en tierra,
la visión sobre las metras,
una choca a las otras,
dando un giro brotan.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s