jóvenes salvajes
La individualidad los llevó a un absurdo estado primitivo...

Francisco Machalskys

franmacha@hotmail.com

Como nadie quiso fregar más, cada quien empezó a comprar comida y bebida empacada.

Tampoco querían pagar la gasolina del carro. Dejaron de salir.

Evitando hablarse, señalaban.

Descubrieron que podían sobrevivir comiendo pajarillos del jardín. Lo dividieron en parcelas, celosamente defendidas. Dejaron de trabajar.

Abandonada, la casa se desplomó.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s