Tajatí de Lía Bermúdez
Tajatí de Lía Bermúdez

Sediento de reconocimiento, un caballero venció al legendario Dragón de Fuego.
Convencido de asegurar su inmortalidad, exhibió orgulloso en la plaza del pueblo la rojísima cresta del inocente.
En la memoria del pueblo sólo la roja cresta y la historia del dragón quedó; y el nombre de aquel caballero en el tiempo se diluyó.

Liz Ojeda D.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s