-z22.jpg de Reporteros ABC--0SWH1640.jpg-

Astrid Gornes

Después de superar mis temores de aquel accidente que casi me envía al mundo no terrenal, estoy de nuevo frente a ti. Hoy me muestras tu furia inagotable, tus cuernos punzantes que me hacen recordar el ataque de aquella tarde soleada de julio, cuando clavaste una de tus astas en mi pecho, muy cerca del corazón. Un reencuentro indeseado pero necesario. Llevo la misma ropa de aquel fatídico día y mi tela roja de la suerte para enloquecerte. Quiero ser el héroe corajudo de siempre y no el cobarde perdedor en el que me convertiste. He venido por ti, torito.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s