Armando Reverón
Armando Reverón

Julio Alejandro Wilckock y Francisco Machalskys

Maestro de la luz, muñequero, arquitecto popular, titiritero, alquimista de lo cotidiano, Armando Reverón es uno de los grandes artistas plásticos de Venezuela. Nacido el 10 de mayo de 1889, su obra es reconocida mundialmente por plasmar la acción de la luz sobre las formas y por experimentar en sus pinturas una evolución de los elementos abstractos y el simbolismo. No se puede dejar de mencionar su etapa figurativa, caracterizada por el empleo de materiales tales como tizas, creyones y por una fantasía teatral en la que diseñó muñecas y títeres, sin obviar su devoción por la figura femenina.

Su carácter ermitaño y excéntrico le llevó a aislarse del mundo, en un castillete que construyó en Macuto a principios de los años 20. Allí moró casi tres décadas con la única compañía de Juanita Mota, su pareja y modelo, y de las grandes muñecas de trapo hechas por él.

La obra de Reverón suele ser dividida en tres etapas conocidas como períodos azul, blanco y sepia. A partir de 1918, acentuó los aspectos nocturnales y sombríos del paisaje, utilizando los azules profundos, mezclando los añiles e índigos del cielo con la atmósfera cerúlea del paisaje marino del trópico.

Hacia 1925, entró en una etapa de enorme producción, signada por una severa austeridad cromática y una profunda investigación sobre el fenómeno de la luz (Período blanco). Con pocas pinceladas, trazos simples y fúlgidos, manchas destellantes y enérgicas raspaduras, trabajó la cegadora claridad del trópico como nadie lo había hecho antes en la historia de la pintura universal.

reveron

En 1933, el Maestro de la Luz sufrió su primera crisis nerviosa, por lo que fue internado en un sanatorio. Una fiebre tifoidea, sufrida en la adolescencia, suele ser señalada como la causa de su desequilibrio psíquico.

Luego de una terapia, el pintor se interesó cada vez menos por el blanco y a partir de 1935 comenzó a realizar cuadros de gran tamaño y a utilizar el color sepia. Obtenía los colores de los elementos de la naturaleza y hasta de la basura: pintaba con el negro de trozos de madera quemada que usaba como pinceles; con matices verdeantes que provenían de tinturas vegetales; y el omnipresente soporte marrón de los coletos en los que pintaba, trapos modestos que Reverón convirtió en lienzos inmortales.

En honor al natalicio de Armando Reverón, el 10 de mayo se celebra también en Venezuela el Día Nacional del Artista Plástico. El fuego de su visión artística aún nos conmueve e ilumina. Eterno siempre será el azul de su Macuto, la deslumbrante luz de sus marinas y el implacable sepia que forjó en su Castillete.

juanita-armando-reverc3b3n

Anuncios

Un comentario en “ARMANDO REVERÓN, MAESTRO DE LA LUZ

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s