Séneca
Séneca

Lucio Anneo Séneca (Latín: Lucius Annæus Seneca), llamado Séneca el Joven (Corduba, 4 a. C. – Roma, 65 d. C.) fue un filósofo, político, orador y escritor romano conocido por sus obras de carácter moralista. Séneca destacó tanto como pensador e intelectual, así como político. Consumado orador, fue tanto una figura predominante de la política romana durante la era imperial como uno de los senadores más admirados, influyentes y respetados, y fue foco de múltiples enemistades y benefactores, a causa de este extraordinario prestigio.

De tendencias moralistas, Séneca pasó a la historia como el máximo representante del estoicismo y moralismo romano durante la plena decadencia de la república romana en la cual vivió. Cuando la sociedad romana había perdido los valores de sus antepasados y se trastornó al buscar el placer en lo material y mundano, dando lugar a una sociedad turbulenta, amoral y antiética, que al final la condujo a su propia destrucción.

Los siguientes aforismos, que rezuman sabiduría, han sido extractados de su Libro de Oro.

Séneca
Séneca

1. Desde la infancia da señales el ingenio.

2. Sé útil primero a los demás, si quieres ser útil a ti mismo.

3. Desdichado es el que por tal se tiene.

4. La inconstancia acorta los días de nuestra vida.

5. Vende su propia voluntad el que recibe ajeno beneficio.

6. Dos veces muere el que a voluntad de otro muere.

7. Dos veces vence el que en la victoria se vence a sí mismo.

8. Lo que de raíz se aprende, nunca del todo se olvida.

9. Buena es la riqueza si la manda la razón.

10. La desgracia es a veces ocasión de virtud.

Séneca

11. Ninguna esperanza queda de virtud, cuando no solamente deleitan los vicios, sino que se aprueban.

12. Obedecer a Dios es libertad.

13. Cuando alguna parte del todo cae, la que queda no está segura.

14. No perdemos lo que ignoramos haber perdido.

15. Las lágrimas del heredero son risas encubiertas.

16. La carencia de una cosa le da precio.

17. La diligencia nos parece tardanza cuando deseamos una cosa.

18. Por el vicio ajeno enmienda el sabio el suyo.

19. Al infeliz sóbranle y fáltanle pensamientos.

20. Menos camino hay de la virtud al vicio, que de los vicios a la virtud.

La Muerte de Séneca

21. No hay manjar caro para el glotón.

22. Dichoso es el que no lo parece a los otros, si no a sí mismo.

23. Venturoso premio de la virtud es ser aborrecido de los viciosos.

24. Más seguro está en la virtud el que ya pasó por los vicios.

25. La fortuna puede robarnos la hacienda, pero no el valor.

26. El fin de un trabajo es principio de otro.

27. El que recibe lo que no puede pagar, engaña.

28. La desgracia imprevista nos hiere más fuertemente.

29. Feas palabras, aun livianamente dichas ofenden.

30. Los placeres, aun después de haber pasado, recrean.

Séneca
Séneca

31. No tiene seguro el centro un príncipe aborrecido.

32. El ánimo inconstante, cuanto más procura saber, menos sabe.

33. Justa causa de alegría es ver alegre a un amigo.

34. Flaqueza es temer lo que nunca experimentamos.

35. Virtuosa cosa es perdonar a quien se arrepiente.

36. No es grave el mal que admite consejo.

37. Menos duran los deleites que su memoria.

38. Ninguno es de otro menos preciado, si no lo es antes de sí mismo.

39. No se debe poner la espada en manos del desesperado.

40. Más difícil es vencernos a nosotros a que nuestros enemigos.

Séneca
Séneca

41. Ninguno, si no se compara, es desdichado.

42. No bastarán en una nación las fuerzas sin la unión, ni la unión sin fuerzas.

43. No hay cosa honesta que no sea útil.

44. Doloroso es el tiempo que entre dudas se pasa.

45. Ninguno nace para pasar la vida sin trabajo.

46. La prosperidad que mas dura es la que vino despacio.

47. No puedo el codicioso ser agradecido.

48. No hay desgracia igual a la execración pública.

49. Menos se debe al que menos se conoce.

Séneca

50. En ninguno es la ira más peligrosa que en el que a otros castiga.

51. El sabio no castiga por venganza de lo pasado, sino por remedio de lo venidero.

52. No hagas juez de la vida a la opinión popular, sino a tu sola conciencia.

53. Toda virtud se adquiere con trabajo.

54. Nunca hubo muerte de la que no hubiese queja.

55. No es destierro el sitio en que estamos seguros.

56. Nunca mucho costó poco.

57. No se debe hablar sino al que con voluntad escucha.

58. Alguna cosa le sale bien al que muchas intenta.

59. Ningún descubrimiento se haría ya, si nos contentaremos con lo que sabemos.

60. No hay esclavitud más vergonzosa que la voluntaria.

Mandala del Amor

61. Si algún animal tiene paz, la debe a nuestro hartamiento.

62. El que sin fundamento empieza, nunca tiene, en lo que hace, asiento.

63. Triste cosa es no saber morir.

64. No sabe ser rey el que teme mucho el odio ajeno.

65. Por patria entendemos la tierra donde vivimos felizmente.

66. Mejor es preveer lo venidero que pelear por lo pasado.

67. Rey se puede llamar el que nada teme.

68. El que llamas muerto, no murió, mas partió primero.

69. La virtud ni causa hastío ni arrepentimiento.

70. Mejor es la salud que nunca se perdió.

71. El piloto muestra en la tempestad su saber y su valor.

72. No hay buen viento para quien no sabe a dónde va

73. Lo que hay después de la muerte, vida es –no muerte.

Mandala del árbol

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s