ciudad gris nueva delhi

Arturo Sosa Leal

Cemento de infinitas texturas

Hierro, tubos, rejas oxidadas

Murmullo monótono de acondicionadores de aire

Ladrillos desnudos, exhibiendo solamente su arcilla negra de humo y humedad

Aquel niño, expresando su malestar de la única manera que sabe

aquel llanto de cornetín de feria

repetitivo, siempre igual

Yo, paralizado, respirando un aire caliente que no me alimenta

En mi pecho

solo la débil llama de una velita de pastel de cumpleaños

De ese tamaño es ahora mi esperanza

pero no se apaga

aguantará la canción completa

nadie la soplará

la alimenta el turpial que cantará en la mañana

¡Pobre!

Tan preso como yo y aún quiere cantar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s