Stephen-King-by-Shane-Leonard

¿A que nos gustaría tener un
deus ex machina en la vida diaria?

Stephen King

Joaquín Pereira (https://twitter.com/Joaquin_Pereira) Stephen King dice que para ser escritor hay que hacer dos cosas: leer mucho y escribir mucho. ¿Qué libros prefieres para leer? Menciona algunos que hayas leído recientemente.

Carmelo Urso (https://twitter.com/carmelourso): Soy un lector lento pero disciplinado. No sé por qué, pero prefiero leer a diario un poquito de varios libros que leer un solo libro a la vez.
Así las cosas, tengo un libro para el baño, otro para mis viajes del trabajo a la casa y de la casa al trabajo (voy en transporte público; el auto se lo dejo a mi mujer), uno más para mi hora de descanso en el trabajo y uno para leer en la casa por la noche.
En este momento estoy leyendo: “Tratados: Diario Literario 2009” del poeta y ensayista venezolano Rafael Castillo Zapata; “Sombras Fluctuantes”, volumen 2 de la saga de fantasía épica oscura “La Compañía negra” del norteamericano Glen Cook; en el trabajo, después del almuerzo, me leo uno o dos capítulos de “Dune: La Casa Harkonnen”, segundo volumen de los “Preludios de Dune”, saga de ciencia ficción de Brian Herbert y Kevin J. Anderson, inspirada en la célebre serie “Dune” de Frank Herbert (papá de Brian); y para tarde en la noche empecé a leer esta semana “El Principito” de Antoine de Saint Exupery. Esta tanda nocturna la comparto con mi hijo mayor Juan Rodrigo Urso (normalmente leemos uno o dos capítulos y luego los comentamos).

semilla

Joaquín Pereira (https://twitter.com/Joaquin_Pereira): ¿Por qué Stephen King dice que la narrativa se hace sola y sólo requiere tierra de cultivo y transcribirla?

Carmelo Urso (https://twitter.com/carmelourso): A diferencia de otros escritores que preconizan una escritura deliberada (Jorge Luis Borges, Adolfo Bioy Casares), con esquemas argumentales maquiavélicamente trabajados de antemano (Agatha Christie, Jim Butcher), Stephen King aborda la escritura desde la intuición y la espontaneidad. En este asunto, su opinión es tajante: “considero incompatibles el argumento y la espontaneidad”. Es por eso que sus novelas tienden a ser abigarradas, larguísimas: no están sujetas a una estructura previa, como las de autores tan diferentes como Dan Brown o Malba Tahan. El escritor que es devoto del argumento ve su obra como un mecanismo de relojería, donde todo encaja y funciona como una maquinaria bien aceitada. King, en cambio, trabaja desde el inconsciente, desde la intuición, desde experiencias de vida que se transfiguran en situaciones, situaciones que al encadenarse constituyen un corpus narrativo.
En tal sentido, dice el nativo de Maine: “pongo a un grupo de personajes (o a dos, o puede que hasta a uno) en alguna clase de aprieto, y ver cómo intentan salir. Mi trabajo no consiste en ayudarlos a salir, ni a manipularlos para que queden a salvo (serían los trabajos que requieren el uso ruidoso del martillo neumático, o sea, la trama), sino observar que sucede y transcribirlo”.

arqueología

Joaquín Pereira (https://twitter.com/Joaquin_Pereira) : ¿ A qué se refiere Stephen King con “escritura arqueológica”? ¿Por qué llama a la trama “maquinaria pesada”?

Carmelo Urso (https://twitter.com/carmelourso): Para King, las historias son fósiles que el escritor halla en el abismo del inconsciente. Dice literalmente: “son fragmentos de un mundo preexistente que no ha salido a la luz”. La labor del autor, según esta metáfora, es similar a la de un arqueólogo: el escritor excava, identifica y registra los restos de la historia, luego los relaciona y así construye con palabras la imagen de un mundo de maravillas que estaba oculto entre las sombras. Llama a la trama “maquinaria pesada” porque al excavar “rompe casi tanto como extrae”. A su juicio, trabajar “con el esquema argumental es la última opción del escritor” y el uso y abuso de esta maquinaria pesada produce obras “artificiosas y forzadas”.

nude woman

Joaquín Pereira (https://twitter.com/Joaquin_Pereira): ¿Cuánto recomienda Stephen King extenderse en las descripciones?

Carmelo Urso (https://twitter.com/carmelourso): El Buda, en su célebre doctrina de la vía media, nos invita a evitar los extremos en los distintos aspectos de la existencia. Para King, el escritor debe utilizar el recurso de la descripción con sabia medianía búdica: “Una descripción insuficiente deja al lector perplejo y miope. El exceso de descripción lo abruma con detalles e imágenes. El truco es encontrar un buen punto medio. También es importante saber qué describir y qué descartar en el proceso principal que es contar algo”. Un extremo de la cuerda puede ser el venerable Glen Cook, que recién en el segundo tomo de su saga de la “Compañía Negra” empieza a describir algunos mínimos rasgos físicos de personajes con los cuales hemos trajinado ya más de 500 páginas. O el famoso caso de Harlan Ellison, en su cuento “No tengo boca y debo callar”, que recién en la última página de su relato menciona, casi como de pasada, el color de piel del protagonista. En el otro extremo, tenemos a una interminable galería de malos escritores que pueden tomarse hasta tres párrafos o más para describir el rostro, el cuerpo, el guardarropa y el coche del protagonista. Para King, en todo caso, la vía media es la que manda en la descripción: suficiente como para interesar; sin excederse como para abrumar.

communication Speech Bubble

Joaquín Pereira (https://twitter.com/Joaquin_Pereira): ¿Qué recomienda Stephen King para escribir diálogos? ¿A qué se refiere cuando invita a evitar crear personajes como “monigotes unidimensionales”?

Carmelo Urso ((https://twitter.com/carmelourso): En materia de diálogos King afirma con convicción: “La clave de escribir diálogos buenos, como en todos los aspectos de la narrativa, es la sinceridad”. En una novela realista, un fontanero con poco trajín en el sistema educativo formal no puede hablar como un filósofo de la antigua Roma: sería insincero; en el Evangelio, donde todo lo que dicen los personajes está teñido de Trascendencia, o en las tragedias griegas, donde el contacto con los dioses es tan cotidiano como beber agua, es lógico que los personajes hablen como si estuvieran tocados por las musas. Los personajes de las fábulas de Samaniego e Iriarte hablan en verso. Los personajes de King o de Charles Bukowsky sueltan palabrotas a cada instante: normal, porque se trata de personajes de la clase media trabajadora norteamericana. La fidelidad al mundo reflejado en cada texto es lo que debe signar los diálogos de una obra.
En cuanto a los “monigotes unidimensionales” King le pide a los autores noveles que huyan de los arquetipos en estado puro: “en la vida real no hay nadie que sea «el malo», «el amigo del alma» o «la puta con corazón de oro». En la vida real nos vemos todos como protagonistas, el no va más. Siempre nos enfoca la cámara a nosotros. Si eres capaz de trasladar esta actitud a la narrativa, es posible que no te resulte fácil crear personajes brillantes, pero caerás menos en la trampa de crear monigotes unidimensionales como los que pueblan mucha narrativa popular”.

mago 2

Joaquín Pereira (https://twitter.com/Joaquin_Pereira): Menciona algunos de los “trucos y artilugios” del escritor que menciona Stephen King.

Carmelo Urso (https://twitter.com/carmelourso): Antes de mencionar dichos trucos, es importante el llamado que hace Stephen King al escritor de narrativa: “cuando veo más oportunidades de embellecer y adornar es después de haber cumplido con mis deberes básicos de narrador”. Es decir, antes que nada, lo más importante es contar la historia. Después vienen los trucos.
Entre los que menciona están: la onomatopeya, la reiteración, el flujo de conciencia, el diálogo interior, los cambios de tiempo verbal (está de moda narrar en presente, sobre todo en el relato breve), la inclusión de precedentes, el tema, y el ritmo.
En lo personal, me gustan las novelas en las que uno halla gemas poéticas en la prosa del escritor, pero sin excederse al punto de empantanar el tono del texto.

simbolismo

Joaquín Pereira (https://twitter.com/Joaquin_Pereira): ¿Qué es el simbolismo dentro de una novela según Stephen King?

Carmelo Urso (https://twitter.com/carmelourso): Para algunas corrientes artísticas el simbolismo es parte fundamental de la creación. Para Stephen King es algo accesorio, no es algo consubstancial. “Si está y lo percibes, considero que deberías desenterrarlo con el mayor cuidado, pulirlo hasta que brille y tallarlo como hacen los joyeros con las piedras preciosas o semipreciosas. ¿Que no lo hay? Pues nada. Aún te queda la historia, ¿no?”. Para King el relato debe valerse por sí mismo y el simbolismo es un elemento más.

revisiones

Joaquín Pereira (https://twitter.com/Joaquin_Pereira): ¿Cuántas revisiones hace Stephen King de sus novelas? ¿Qué logra Stephen King con la fórmula de revisión: 2da, versión es igual a la 1era. menos el 10%? ¿Cómo escoge a los primeros lectores de sus bocetos?

Carmelo Urso (https://twitter.com/carmelourso): Dice King: “¿Cuántas versiones? En mi caso, la respuesta siempre ha sido dos versiones y una última mano”. La primera revisión la efectúa seis semanas después de haber terminado el primer borrador del libro, para que éste se macere como un buen vino. En la primera revisión se ocupa de la congruencia de la historia y de las motivaciones de los personajes. Luego viene la poda de errores y excesos, donde corta hasta 10% del texto. “Lo que me enseñó la fórmula es que todos los relatos y novelas, en mayor o menor medida, son plegables. Si no puedes quitar el diez por ciento y conservar lo esencial de la historia y el ambiente, es que no te esfuerzas bastante. El efecto de una poda sensata es inmediato, y a menudo asombroso: un Viagra literario. Lo notarás tú, y lo notará tu Lector Ideal”, dice King. Su primer lector, a quien denomina Lector Ideal, es su esposa Tabitha King. Luego, entrega el manuscrito a un grupo de amigos que varía entre las 4 y las 8 personas. Prefiere enviarle el texto a amigos que tienen la virtud de ser lectores honestos que sabrán comunicare, con tacto, “cuándo un texto es una mierda” y cuándo no.

magnifying glass

Joaquín Pereira (https://twitter.com/Joaquin_Pereira): ¿Por qué Stephen King dice que la investigación del tema de una novela debe ser tratada como fondo?

Carmelo Urso (https://twitter.com/carmelourso): Porque si la investigación documental se hincha y el autor cae en la tentación de atiborrar de datos su texto, el ritmo del relato decaerá y la novela o cuento terminará convirtiéndose en un manual apenas disimulado de algún tema (deportes, banca, turismo). Para el escritor norteamericano, el relato debe prevalecer sobre cualquier otro elemento y sostenerse por sus propios méritos: “No pongas el carro delante de los bueyes. Acuérdate de que escribes una novela, no un ensayo. La historia siempre es lo primero”.

mandala 1001

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s