atom


Por Carmelo Urso

Según el Sistema Internacional de Medidas, el prefijo nano indica un factor de 10-9. Esto equivale a la mil millonésima parte de algo. Un nanosegundo es la milmillonésima parte de un segundo. La nanotecnología es la rama de la ciencia que trabaja con la manipulación de la materia a escala atómica, molecular y supramolecular. Un átomo mide, aproximadamente, un nanómetro (la milmillonésima parte de un metro) y una doble cadena de ADN unos 2,6 nanómetros. Definitivamente, vivimos en una sociedad cuyo progreso científico se mide, cada vez más, en nanoescalas.

En esta época de tecnología cuántica, de buscadores de la verdad que exploran lo micro con la misma desenvoltura de lo macro, la literatura no podía estar ajena a las expresiones más diminutas del arte de narrar. Por ello, no es de sorprender el actual auge del nanorrelato.

Rios de tinta

Al contrario de las medidas de tiempo, peso o espacio, no existe consenso sobre la extensión exacta de estas microficciones. Para el español César Sánchez, profesor del Taller de Escritores de Barcelona, los nanorrelatos son textos que cuentan una historia “con unas 10 palabras, incluidas las del título”. En algunas convocatorias de concursos, se definen como narraciones que admiten una largura máxima de dos líneas. Otros autores equivalen su extensión a la de un tuit (no más de 140 caracteres). En todo caso, siempre se trata de textos de minúsculas proporciones.

veni vidi vinci

Un famoso nanorrelato de la antigüedad suele ser atribuido a Julio César. En al año 47 a.C. el gran estadista y militar romano se presentó en el Senado, tras la Batalla de Zela, actual Turquía, en la que derrotó con abrumadora facilidad al rey Franaces II. Cuando se le pidió que hiciera un informe de los hechos, Julio César se limitó a decir:

Veni, vidi, vici.

Es decir: “Vine, vi, vencí”. Desde el punto de vista retórico, la frase describía, en un perfecto ejercicio de síntesis, el aplastante poderío del ejército liderado por Julio César y la facilidad con la que podía acabar con sus enemigos. A lo senadores les recordaba, con macabra ironía, quién era el mandamás de la situación. No en balde, Julio César fue electo para ejercer el cargo de dictador por un plazo de diez años.

Desde el punto de vista literario, el juego de palabras, que se limita a tres verbos conjugados en la primera persona del singular (pretérito perfecto), es brillante por su eufónica musicalidad. Apenas consta de seis sílabas. Todos los sonidos son construidos con dos vocales y cuatro consonantes. Tiene rimada cadencia poética, pero es narración en estado puro. La frase se convirtió en el eslogan de la dictadura de César. En la actualidad, se utiliza para significar la rapidez con la que se obtiene un éxito rotundo.

No obstante, pese a haber sido un poeta consumado, ávido lector de Homero y Livio Andrónico, Julio César no fundó ningún género micronarrativo con su frase. Tuvimos que esperar al siglo XX, para que el nanorrelato, llamado en inglés flash fitcion, se consolidara.

Cuentos-breves-y-extraordinarios_550

En 1953, en Buenos Aires, Argentina, Jorge Luis Borges y Adolfo Bioy Casares publicaron un librito de enorme importancia para el arte micronarrativo en español: “Cuentos breves y extraordinarios”. En él se compilaban textos de todas las épocas y culturas, desde relatos del taoísmo chino y “Las Mil y Una Noches” hasta ficciones contemporáneas de autores rusos y argentinos. De las ficciones que poblaban el volumen, Borges y Bioy destacaban: “Lo esencial de lo narrativo está, nos atrevemos a pensar, en estas piezas; lo demás es episodio ilustrativo, análisis psicológico, feliz o inoportuno adorno verbal”.

Leamos tres nanorrelatos incluidos en el libro

EL REDENTOR SECRETO
Es sabido que todos los ogros viven en Ceylán y que todas sus vidas están en un solo limón. Un ciego corta el limón con un cuchillo y mueren todos los ogros.
Del Indian Antiquary, I (1872)

EUGENESIA
Una dama de sociedad se enamoró con tanto frenesí de un tal señor Dodd, predicador puritano, que rogó a su marido que les permitiera usar la cama para procrear un ángel o un santo; pero, concedida la venia, el parto fue normal.
William Drummond, Ben Ionsiana (1618)

EL SUEÑO
Chuang Tzu soñó que era una mariposa y no sabía al despertar si era un hombre que había soñado ser una mariposa o una mariposa que ahora soñaba ser un hombre.

Chuang Tzu (300 a.C)

El primero, con tono de leyenda milenaria, narra la épica de un salvador involuntario que libra al mundo de unos seres atroces. El segundo, con humor corrosivo, satiriza el afán de quienes satanizan la carne y buscan en ella cosas que no son de este mundo; el tercero es un clásico espiritual que, en forma de fábula, describe esa percepción oriental de que el mundo de los sentidos es irreal como un sueño. El más corto tiene 33 palabras; el más largo 43. Demuestran que la épica, la sátira y el relato espiritual pueden tener vasto alcance con un puñado de palabras, siempre que despojemos el relato de lo superfluo y potenciemos sus cualidades narrativas.
el-dinosaurio-4

En 1959, en su libro “Obras completas y otros cuentos”, el guatemalteco Augusto Monterroso publicó el que los críticos consideran el más famoso de los nanorrelatos en español: “El dinosaurio”.

EL DINOSAURIO
Cuando despertó, el dinosaurio todavía estaba allí.
Augusto Monterroso

En su tesis doctoral “Una aproximación al microrrelato hispánico”, la investigadora española Leticia Bustamante Valbuena señala que “en este relato ultracorto, Augusto Monterroso lanza un auténtico reto al lector, que ha de identificar el tipo de mundo que se le ofrece, construir elementos narrativos apenas insinuados –personajes, tiempo, espacio-, imaginar el relato oculto que subyace bajo este enunciado, profundizar en el movimiento narrativo que se apunta en los términos tan cuidadosamente escogidos y ordenados… Los enigmas y las posibilidades interpretativas que encierra lo han convertido en el microrrelato más célebre de la historia del género: ¿Estamos ante un mundo fantástico? ¿Se presenta la dualidad vida/sueño?, ¿Se produce un juego de contextos en que se desdibujan las coordenadas temporales?, ¿Es un microrrelato simbólico en clave antropológica, social o política? ¿Cuál es el momento del relato oculto que se muestra? ¿Qué ha ocurrido antes y qué va a ocurrir después?”.

el-dinosaurio-11

En lo personal, no comparto el entusiasmo que Bustamante y otros autores demuestran por “El dinosaurio”. No obstante, no se puede negar su impacto en los lectores, escritores, artistas y en el público en general. En México, donde el Partido Revolucionario Institucional (PRI) gobernó de manera hegemónica entre 1929 y 1989, este microrrelato fue usado como consigna política, ya que el PRI era conocido por sus adversarios como “el dinosaurio”.

El texto de Monterroso es uno de los nanorrelatos más parodiados y versionados en la historia de la microliteratura. He aquí algunas muestras:

EL DINOSAURIO
Cuando despertó, suspiró aliviado: el dinosaurio ya no estaba allí.
Pablo Urbanyi

EL CORRECTOR
Cuando enmendó, la herrata todavía estaba allí.
Jaime Muñoz Vargas

EL PLAGIADOR
Cuando plagió, el copyright todavía estaba allí.
Jaime Muñoz Vargas

HOMENAJE A MONTERROSO
Cuando el tiranosaurio rex despertó, el dinosaurio ya no estaba ahí.
Gabriel Giménez Eman

LA COLA DEL DINOSAURIO
Cuando ella despertó, la cola del dinosaurio aún estaba allí.
Juan Yanes

LA SIESTA
Cuando despertó, el dinosaurio seguía durmiendo allí.
Daniela Lichberg

RUSSIAN REVERSAL
Cuando el dinosaurio despertó, él todavía estaba allí.
Alan Zmud

DINO2

Lauro Zavala, profesor de la Universidad Autónoma Metropolitana de México, resume en 10 puntos, el por qué del éxito de este nanorrelato:

1) La elección de un tiempo gramatical impecable (que crea una fuerte tensión narrativa) y la naturaleza temporal de casi todo el texto (cuatro de siete palabras: “cuando”, “despertó”, “todavía”, “estaba”).
2) Una equilibrada estructura sintáctica (alternando tres adverbios y dos verbos).
3) El valor metafórico, subtextual, alegórico, de una especie real pero extinguida (los dinosaurios) y la fuerza evocativa del sueño.
4) La ambigüedad semántica (¿quién despertó? ¿dónde es allí?).
5) La pertenencia simultánea al género fantástico (uno de los más imaginativos), al género de terror (uno de los más ancestrales) y al género policíaco (a la manera de una adivinanza),
6) La posibilidad de elaborar, a partir de este minitexto, un cuento de mayor extensión (como inicio o como final).
7) Su cadencia casi poética y su estructura gramatical maleable, similar a un aforismo.
8) La posibilidad de ser leído indistintamente como minicuento convencional y cerrado o como microrrelato moderno o posmoderno (con más de una interpretación posible).
9) La condensación de varios elementos cinematográficos (elipsis, sueño, terror).
10) La riqueza de sus resonancias alegóricas (kafkianas: “cuando despertó” es la primera frase de la novela “La Metamorfosis”; políticas: la alusión al PRI).

el-dinosaurio-6

Los cineastas mexicanos Marcos Villaseñor, Luis Lance y Alfonso Aguilar han rodado siete cortos inspirados en “El Dinosaurio”. Puedes verlos aquí

https://www.youtube.com/watch?v=D704DgenDYA

hemingway callar

Más allá del ámbito hispanoparlante, hay otro texto que se considera fundacional en el arte de la micronarrativa. Se trata de “For sale” (“En venta”), atribuido al estadounidense Ernest Hemingway.

El mismo origen del relato está rodeado del halo de la leyenda urbana. Supuestamente, el ganador del Premio Nobel de Literatura tertuliaba en un café con unos amigos, que le lanzaron el reto de escribir una historia con sólo seis palabras. De acuerdo al agente literario Peter Miller, Hemingway escribió esto:

For sale: baby shoes, never worn.
(En venta: zapatos de bebé sin estrenar)

“Allí lo tienen: un principio (En venta), un conflicto (zapatos de bebé) y un final (sin estrenar)”, habría dicho triunfalmente el escritor a sus camaradas.

Sea o no de Hemingway, lo cierto es que la publicación del texto y de la anécdota en el libro “Get Published! Get Produced!: A Literary Agent’s Tips on How to Sell Your Writing” (1991) de Peter Miller generó en los años 90 del siglo XX toda una fiebre por la microliteratura en inglés, a través de un género que ha dado en llamarse six-word story (historias de seis palabras). Con el advenimiento del twitter, los nanorrelatos de seis palabras (sin incluir el título) se han popularizado en nuestra lengua. Basta buscar con el hashtag #EnSeisPalabras para conseguir a una gran cantidad de autores y relatos.

iceberg

En todo caso, “For sale” es un ejemplo perfecto de la “Teoría del iceberg” (también conocida como “Teoría de la omisión”) esbozada por el propio Hemingway en su artículo “The Art of Short Story”, muy útil para escribir microrrelatos:

“Si un escritor en prosa conoce lo suficientemente bien aquello sobre lo que escribe, puede silenciar cosas que conoce; si escribe con suficiente verdad, el lector tendrá de estas cosas una sensación tan fuerte como si el escritor las hubiera expresado. La dignidad de movimientos de un iceberg se debe a que solamente un octavo de su masa aparece sobre el agua. Un escritor que omite ciertas cosas porque nos las conoce, no hace más que dejar lagunas en lo que describe. Si uno omite cosas o acontecimientos importantes que uno conoce bien, la historia se fortalece. Si se deja u omite algo porque uno no lo sabe, la historia no tendrá ningún valor. La prueba para cualquier historia es la calidad de las cosas que usted omite, no sus editores”.

¿Qué podría llevar a una persona vender un par de zapatos de bebé sin usar, sin estrenar? Se pueden hacer muchas especulaciones. Y algunas de ellas producen un indescriptible escalofrío, como el gélido contacto con un iceberg.

Anuncios

Un comentario en “NANORRELATOS: NARRATIVA LLEVADA A SU MILMILLONÉSIMA EXPRESIÓN

  1. 1.
    ” Te ví “.

    Llegué,
    te ví, y nací.

    2.
    ” Tus ojos “.

    Tus ojos,
    me despertaron.

    3.
    ” Júpiter “.

    Siete energías,
    y en ti la alegría.

    4.
    ” La luna y el sol “.

    La luna y el sol,
    tan cerca, y distantes.

    5.
    ” La esfinge “.

    Tu corazón,
    esfinge del amor.

    6.
    ” El alma “.

    Noche y día,
    en un eterno presente.

    Amor y gratitud.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s