Ramón Gómez de la Serna
Ramón Gómez de la Serna

Carmelo Urso

Refiere el escritor venezolano Nelson Rivera que “el español Ramón Gómez de la Serna (1888-1963) debe ser uno de los pocos hombres que, en pleno siglo XX, puede atribuirse el haber creado un género literario. Tenía 29 años cuando, en 1917, publicó el primer volumen de Greguerías”. En el transcurso de su vida, este prolífico escribidor hispánico publicó 17 libros dedicados exclusivamente a colecciones de greguerías: unas cinco mil páginas, que suman la bicoca de cincuenta mil microtextos.

Pero, ¿qué son las greguerías? Se trata de textos breves semejantes a aforismos, que habitualmente constan de una sola frase, y que expresan, con sabroso humor y picardía poética, pensamientos de apariencia filosófica o sapiencial que están marcados por un humor a veces absurdo..

Cuando a Ramón Gómez de la Serna se le pidió que definiera la greguería lo hizo a través de una fórmula matemática:

humorismo + metáfora= greguería

Metáfora

La metáfora es una figura literaria, ampliamente usada por los poetas, en la que un sujeto aparenta ser otro con el fin de establecer una comparación entre sus similitudes y rasgos compartidos. Algunos ejemplos y formatos recopilados por el escritor español Joaquín Moreno:

Metáfora pura o implícita [ término real omitido ]

Las perlas de tu boca (término real omitido: dientes)
El blanco algodón que surca el cielo (término real omitido: nubes)
El tambor de tu pecho (término real omitido: corazón)
El invierno de la vida (término real omitido: vejez)
Las lumbres del cielo (término real omitido: estrellas)
Formidable bostezo de la Tierra (término real omitido: caverna) Luis de Góngora
Su luna de pergamino, preciosa tocando viene (término real omitido: pandero) Federico García Lorca
Enhiesto surtidor de sombra (término real omitido: ciprés) Gerardo Diego
Quedé atrapado en la enredadera de tu amor (término real omitido: abrazo) Pablo Neruda
Vienen los caballos del mar (término real omitido: oleaje) Jean Tardieu

Metáfora impura o explícita [ termino real + verbo ser + término imaginario ]

Tus dientes son perlas
Tus labios son rubíes
Tus ojos son dos luceros
Tus cabellos son seda
La vida es sueño (Calderón de la Barca)
La luna nueva es una vocecita desde el cielo (Jorge Luis Borges)
Todo el mundo es un escenario (William Shakespeare)

Metáfora aposicional [ término real + coma + término imaginario ]

Tus dientes, perlas de tu boca
Tus ojos, negra noche
Tus labios, pétalos perfumados

Metáfora de complemento preposicional [ término real + de + término imaginario ]

Dientes de perla
Labios de coral
Ojos de zafiro
Boca de fresa
Corazón de león

babysharks-spain-2-flying-pig1

Si tenemos claro lo que es un aforismo y lo que es una metáfora, podemos empezar a elaborar greguerías.

El aforismo, en su estado puro, tiene forma de sentencia que apela a la razón lógica y busca expresar una verdad. La greguería sólo toma del aforismo el tono sentencioso. Pero al sumar la irracionalidad poética de la metáfora y la inversión lógica del humorismo, la verdad de la greguería se convierte en un divertido absurdo.

espejo-ojo-de-buey

Veamos algunas variantes de esta ecuación literaria, tomando como ejemplo greguerías del propio Gómez de la Serna

1) Tomamos dos imágenes y las asociamos visualmente, conectándolas con el verbo ser:
“La luna es el ojo de buey del barco de la noche”
En esta greguería se congregan dos metáforas “la luna es el ojo de buey” (ojo de buey es la ventana circular que hay en los camarotes de ciertos barcos) y “el barco de la noche”. Colocamos el verbo ser en medio de ambas y construimos una identificación poética en una misma frase que tiene aire de aforismo.

Otro ejemplo:

“El Coliseo en ruinas es como una taza rota del desayuno de los siglos”.

Igual: tenemos dos imágenes “El Coliseo en ruinas” y “una taza rota del desayuno de los siglos”, conectados por el verbo ser en la tercera persona del presente.

Más ejemplos:
“El arcoiris es la cinta que se pone la naturaleza después de haberse lavado la cabeza”.
“Un papel en el viento es como un pájaro herido de muerte”.
“El café con leche es una bebida mulata”
“El tapón del champán es como una bala fracasada”.
“Los bostezos son oes que huyen”

2) Tomamos dos conceptos contrapuestos y los asociamos en una misma sentencia de humor paradójico:

“Lo más importante de la vida es no haber muerto”.

Tenemos un par de opuestos (“vida” y “muerte”) y los asociamos en una relación que tiene aire rimbombante (lo más importante…”), como si estuviéramos a punto de decir algo trascendente, pero que al final, gracias al humor, deviene en chiste por paradójico contraste.

Otro ejemplo:

“El amor nace del deseo repentino de hacer eterno lo pasajero”.

En el caso de esta greguería hay dos pares de opuestos: “amor” y “deseo” (opuestos en el sentido que el amor puede ser para toda la vida y el deseo puede ser tan fugaz como el instante); “eterno” y “pasajero”. Estos dos pares de opuestos se asocian a través de dos verbos (“nacer” y “hacer”). Ahora, si “el amor nace del deseo repentino”, ¿cuán seria es su voluntad de “hacer eterno lo pasajero”? No mucha, al parecer…

Más ejemplos:

“La felicidad consiste en ser un desgraciado que se sienta feliz”.
“La inmortalidad del cangrejo consiste en andar hacia atrás, rejuveneciéndose hacia el pasado”.
“La ópera es la verdad de la mentira, y el cine es la mentira de la verdad”.
“El escritor quiere escribir su mentira y acaba escribiendo su verdad”.
“Tenía tan mala memoria que se olvidó que tenía mala memoria y comenzó a recordarlo todo”.
“En realidad, los seguros de vida son seguros de muerte”.

Groucho Marx
Groucho Marx

Otro genio del absurdo, el humorista Groucho Marx es un gran exponente de la greguería. Quizás de manera involuntaria, porque nunca leyó a Gómez de la Serna. He aquí algunas de sus frases:

“¿Por qué debería preocuparme por la posteridad? ¿Qué ha hecho la posteridad por mí?”.
“Hijo mío, la felicidad está hecha de pequeñas cosas: un pequeño yate, una pequeña mansión, una pequeña fortuna”.
“Fuera del perro, un libro es probablemente el mejor amigo del hombre, y dentro del perro probablemente está demasiado oscuro para leer”.
“La justicia militar es a la justicia lo que la música militar es a la música”.
“Debo confesar que nací a una edad muy temprana”.
“Inteligencia militar junta dos términos en una misma contradicción”.
“La humanidad, partiendo de la nada, ha llegado a alcanzar las más altas cotas de miseria”.
“Lo malo del amor es que muchos lo confunden con la gastritis y, cuando se han curado de la indisposición, se encuentran con que se han casado”.
“No reírse de nada es de tontos, reírse de todo es de estúpidos”.
“Yo no estoy borracho pero… ¿qué hace el techo en el suelo?”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s