Luis Paiva

Carmelo Urso

9 de septiembre de 2016. Estadio Olímpico de Río de Janeiro

Luis Paiva se sube al podio de los vencedores, dispuesto a recibir la medalla de plata ganada en la prueba de 400 metros planos, categoría T20 (discapacidad intelectual), en los Juegos Paralímpicos. A su lado se suben el brasileño Martins Daniel, presea de oro, y el caboverdiano Gracelino Tavares Barbosa, medalla de bronce.

Días antes, Paiva había obtenido un diploma paralímpico en la prueba de 1.500 metros, en la que se ubicó como el octavo mejor del mundo.

“La Pantera del Óvalo”, como le dicen los comentaristas deportivos, solía correr la prueba de 800 metros contras atletas convencionales. Destacaba, pero no lo suficiente como para ganarse un cupo en las Olimpíadas. Un día, un amigo le sugirió, dada su discapacidad, que se incorporara al movimiento paralímpico.

Luis aceptó el reto, pero tuvo que adaptarse. En los paralímpicos la prueba de 800 metros no existe. Por ello, un mediofondista como él debe correr las pruebas de 400 metros y 1.500 metros. La primera le resulta un poco corta, porque es un excelente rematador. La segunda se le torna un poco larga.

Sin embargo, con este cambio, Venezuela encontró a un nuevo campeón. Con 28 años, Luis Paiva debutó en los Paralímpicos ganando medalla de plata y diploma. “Lástima que en estos Juegos no se corren los 800 metros, porque en ellos mi marca sería récord mundial”, dice Paiva.

Cuando le entregan la medalla, Paiva se pone rodilla en tierra, levanta su brazo y apunta al cielo. Luego, besa el escudo nacional de su uniforme. “Señalé hacia arriba porque le dediqué esta medalla a mi padre y mi padrastro que están en el cielo. Besé el escudo por el orgullo de ser venezolano y porque mi Patria se merece esta medalla”.

Un viejo proverbio dice: “No podemos impedir que sople el viento. Pero podemos construir molinos”. Es una frase sobre cómo debemos fluir con las condiciones que nos impone la existencia. Y Luis Paiva, quién lo duda, es un campeón que ha sabido superar los obstáculos más grandes que le ha puesto la vida.

luis-paiva-2

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s