naomi-soazo-2

Carmelo Urso

La judoca Naomi Alejandra Soazo Boccardo ha sido la primera mujer en la historia de Venezuela en ganar dos medallas paralímpicas: una de oro en Pekín 2008 y una de bronce en Río 2016.

En Londres 2012 podría haber añadido una más a su cosecha de preseas, pero una polémica decisión arbitral la sacó del podio.

Su camino no ha sido fácil.

Naomi presenta una discapacidad visual de miopía y astigmatismo categoría B3. Es decir, pese al uso de correcciones ópticas, apenas supera el 50% de la agudeza visual. Padece una degeneración macular que deteriora la visión central de sus ojos, disminuye su campo visual y le causa pérdida de nitidez.

Hace algunos años, Naomi le decía a un periodista: “Ahí donde estás sentado, si me quito los lentes, no puedo verte… sólo distingo formas, pero no puedo enfocar o detallar las cosas…”.

En 2012, anunció su retiro de los tatamis ante el avance de su discapacidad. “No quiero perder la vista. Mi deseo es detener la patología, por lo que me someteré a una operación”, decía por aquellos días.

Tras la intervención, practicó ciclismo. Pero aunque le gustaba el deporte de las dos ruedas, sentía nostalgia del judo.

Inspirada por su padre y entrenador, Humberto Soazo, regresó para Río 2016. En esta oportunidad, se engalanó con la presea broncínea y siguió aquilatando su currículo deportivo.

“Durante mis combates siempre me pasan por la mente Dios, mi familia y mi país. Las tres motivaciones que me impulsan a seguir adelante…”.

naomi-suazo-3

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s