el-hombre-de-sus-suenos


Plácido Romero

Me besó. Recorrió con sus labios todo mi cuerpo. Pasamos media noche haciendo el amor. Fue maravilloso, extraordinario. Él era el hombre de mis sueños. Cuando desperté, vi a mi marido gemir en sueños. No quise despertarle. Quizá él estuviera pasando un buen rato con la mujer de sus sueños.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s