carruaje

Mariela Lugo Garcia

El viento transita los lugares vacíos
busca contagiar su soltura mañanera
para conocer los secretos de las quimeras.
Viene de abrazar el enigma de la noche.
no escuchas su soltura,
te has ido al lugar de la penumbra,
allí la silueta turbia enreda con ficciones
la vereda vetusta de la alborada.
Toco el pretil envejecido,
encuentro huellas desteñidas,
Leo los papeles rancios
y enjugo las lágrimas eternas
de noches de insomnio.
Solo queda la sombra del carruaje
que una vez enhebró nuestro verso.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s