Mariela Lugo García

Quiero entrar en la noche cerrada

de tus pupilas,

encontrar las persianas que un día

levanté para mirar tus ojos.

Tomo tu mirada, la llevo

al campo azulado de la casita de colores,

allí la noche teje las madejas fucsia

de nuestro encuentro,

veo la calma de las senda

de las almas doradas.

Es el silencio el que me devuelve la cordura

al oír el resoplar el viento remoto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s