Lo que no cambia (para mi Mora)

Grande en todo...por siempre

Rod Risk

Así es, ya estoy más cansado; usado tal vez.
También, pleno de nuevas experiencias: formidables, trémulas, dolorosas, intempestivas.
He perdido, ganado, reído y llorado (lo último un poco más de la cuenta).
A pesar de todo y aunque mis barbas ya me delaten…
No dejes de abrazarme hoy, madre.

Día “D”

Evidenció la amarga distensión

Rod Risk

Ella volteó, lanzó una última mirada; la cristalizada visión que tuvo se tatuó en su retina.
Lo vio alejarse tambaleante, tosco.
Evidenció la amarga distensión por primera vez: su amor eterno se desvanecía en la bruma nocturna.
Polonia le era tan ajena; recibió una bandera a cambio de un padre.

Puro Instinto

no aguantó más…la devoró

Rod Risk

La vio, sudó –coño qué ganas le tengo- murmuró lascivo. Ella estaba allí, incólume ante su mirada fiera; la melcocha corría a gotas por sus bordes, chocolatosa, prieta, olorosa… las estalactitas de babas pendían de su boca; no aguantó más…la devoró –verga, la tortica está buena…