Publicado en Gabriela Torres Salvatierra

Obituario

-Es mi culo, no el tuyo...
Kaonashi

gabytor@gmail.com

Luciendo un rostro desencajado por el insomnio, la bella Marian caminó por la pasarela.

Acabada la sonrisa fingida y el glamoroso andar, su agente le recriminó fiestas, drogas, sexo…fracaso seguro.

– Es mi culo, no el tuyo –respondió.

Semanas después, pasó a ser un obituario más de la prensa local.