Sólo 53X0

...no pudo aguantar la necesidad de expresar sus más crudos deseos.

JAHZ

Empezó con diversos cuentos que describían las andanzas de muchos en pocas palabras…
Pronto, no pudo aguantar la necesidad de expresar sus más crudos deseos.
Pies convertidos en fetiches, imágenes sugerentes, formas exuberantes, lugares íntimos, húmedos paisajes, sexo tórrido, dulces clítoris…
…llenaron sus paginas.

La grata flor de tu alacrán

La grata flor de tu alacrán
Claudio Wietstruck

solo50cincuenta@gmail.com

Mortifican tu trato autoritario, tu alacranada forma de ser…

…pero soy tuya…

Nuestra vida es cotidiano infierno. Hasta tus cariños son despóticos…

…pero te adoro…

De tu bofetada, amo la ternura; de nuestra cópula, su devota violencia.

…tiranízame otra vez…

A mis labios llevo la grata flor de tu alacrán.

Coito eterno (“macro-porno intenso” en homenaje a Gustavo Cerati)

Claudio Wietstruck

solo50cincuenta@gmail.com

Cierro la persiana americana. Tus ropas caen lentamente.

Hoy no soy un espía, un espectador.
.
Enfoco la cámara hacia el lecho.

Dame un zoom anatómico…

(¡luz!)

Sé que te excita pensar…

(¡cámara!)

…hasta dónde llegaré…

(¡acción!)

…desgarrándote…

Nuestro coito eternizado en vídeo: mía por siempre serás en este macro-porno intenso…

Nota bene: “Quiero hacerte un macro-porno intenso” es un verso del cantautor argentino Gustavo Cerati, contenido en la canción “Zoom” del venerado grupo austral Soda Stereo.

Devoto esclavo de tus pies

Devoto esclavo de tus pies

Cluadio Wietstruck

Tus pies acarician mi rostro: goloso, devoro el armiño de tus empeines.

Tus pies desandan mi torso: capitulo ante tus deliberadas caricias; me subordino al dadivoso roce de tus dedos.

Tus pies atenazan mi sexo: guíame –sin demoras- a la turbación más grata.

Definitivamente: devoto esclavo soy de tus pies.

Huesos benditos

Huesos benditos

Joao Neto y Claudio Wietstruck

Poso mis pulgares en los traviesos hoyuelos de su pelvis: cual interruptor, encienden su pasión, hacen hervir su sangre.

Hambrientas ondean sus caderas, frenéticos gravitan sus senos; lucho por controlar mi simiente.

En el espejo cómplice, contemplo sus ojos miel dilatarse…

Atónito, alucinado, someto sus caderas hasta vaciarme en cuerpo y alma.

Atletas

Atletas en busca de éxtasis perdidos

Claudio Wietstruck

solo50cincuenta@gmail.com

Quiero ponerte en cuatro caminos que te lleven a un mismo destino”. Los Amigos Invisibles.

Bruscamente mimoso, la poseo…

…en-4…

Falta poquísimo.

…emito…

Respirando entrecortadamente, nos echamos en el lecho.

Ella jadea –mas sé que no orgasmó.

Yo: apenas un mínimo cosquilleo al eyacular.

Tomo su mano. Nos adoramos –pero se nos escapa el clímax.

Somos tiernos atletas del coito, en busca de éxtasis perdidos.

El plácido epílogo del invierno

Qué deleite el calor de tus manos -de tu sexo dentro de mí.
.

Claudio Wietstruck

solo50cincuenta@gmail.com

Qué considerado traerme a tu habitación, rescatándome de la intemperie invernal.

Qué grato que masajees mi cuerpo con aceites esenciales.

Qué deleite el calor de tus manos –de tu sexo dentro de mí.

Pero te aclaro:nunca estuve aquí contigo.

Tan sólo soy el plácido epílogo de este sueño que está por terminar.

Vulva trémula

A punto está de besar...

Claudio Wietstruck

solo50cincuenta@gmail.com

Antes de Gladia, sólo conocía tosco amor de hombre.

Hombres: amantes presurosos, ineficaces, obsesionados con su brusca genitalidad.

Emisores precoces…

Gladia…

…tersa halladora de éxtasis…

…minuciosa dadora de placeres…

…acariciadora empedernida…

Justo ahora, sus labios siembran inolvidables ternuras en mi pubis.

A punto está de besar mi vulva trémula.

Deshojé con besos los dedos de sus pies

Deshojé con besos los dedos de sus pies

Claudio Wietstruck

solo50cincuenta@gmail.com


Deshojé con besos los dedos de sus pies.

Devoré el terciopelo de su intimidad.

Devané la seda blanca de su espalda.

Mimé sus pechos altivos.

…¡aaah!…

…paré en seco al besarla…

Queeémaaalalieeentooo…

Llevaba meses obsesionado con poseerla.

Con algún recelo, proseguí abajo…

Con besos, seguí deshojando sus pies…

Equidad

Se amaron sin prisa...

Francisco Machalskys
franmacha@hotmail.com

–Somos sólo dos seres fundidos en un abrazo- dijo inspirado el joven –iguales.
Cautivada, ella sonrió.
–Somos imprescindiblemente diferentes- contestó –como el día no tiene sentido sin la noche; como la cerradura precisa de la llave para guardar la casa.
Condujo su erección con suavidad. Se amaron sin prisa.