Sleeping pills

Sleeping pills
En ese instante el fin del mundo ocurría...

 

Kaonashi 

gabytor@gmail.com 

En ese instante el fin del mundo ocurría. Exaltada y aterrada, sudaba como si hubiese corrido un maratón; el corazón casi me saltaba del pecho. La sangre bullía por mis sienes; el dolor de cabeza era insoportable. Un hilo de saliva huyó de mi boca…

Desperté.

¡No más ansiolíticos! …