Fábula de mariposa y grajo

Mariposa: tan sagrado su vuelo como su fértil impronta

Carmelo Urso

entiempopresente4@gmail.com

Abandonó la mariposa su crisálida.

Pensó el Sabio:

“Crisálida, transfigurada emergió tu moradora… ¡sagrado será su vuelo!”.

Pero llegó volando un grajo… y a la mariposa comió.

Más tarde, desde las alturas defecaba el grajo.

Pensó el Sabio:

“Grajo, sagrado el fruto de tu vientre… ¡pues fertilizará a la Tierra!”.

Jaulas que sueñan ser aves: aves que sueñan ser viento…

Ave que sueña ser viento...

Carmelo Urso
http://carmelourso.wordpress.com/

entiempopresente4@gmail.com

Toda jaula sueña ser pájaro: encerrada entre sus propios barrotes, padece sueños de libertad.

Todas las aves sueñan ser viento… ¡encerradas en jaulas que sueñan ser pájaros para escapar!

Hoy libré a dos reos: a la jaula encerrada en sueños de ave… ¡y al ave encerrada en sueños de viento!