Comprobación

Ricky Martin: su comprobación conmovió al orbe..

Francisco Machalskys

http://cuentoexpress.wordpress.com/

Dos amigas conversaban.

–Ese cantante buenmocísimo se declaró gay. Qué malo.

–No me molesta.

– ¿Sí? –Dudó aquélla- Seguro eres medio maricona.

Por respuesta recibió un besazo, con lengua incluida.

–No me decido- concluyó la agraviada.

La primera huyó despavorida. La segunda telefoneó al novio, carcajeante, contándole lo ocurrido.

Ricky Martin, sus hijos y su novio Carlos González Abella

Deshojé con besos los dedos de sus pies

Deshojé con besos los dedos de sus pies

Claudio Wietstruck

solo50cincuenta@gmail.com


Deshojé con besos los dedos de sus pies.

Devoré el terciopelo de su intimidad.

Devané la seda blanca de su espalda.

Mimé sus pechos altivos.

…¡aaah!…

…paré en seco al besarla…

Queeémaaalalieeentooo…

Llevaba meses obsesionado con poseerla.

Con algún recelo, proseguí abajo…

Con besos, seguí deshojando sus pies…

Iceberg

El más gélido de los inviernos yacía en su interior, eternamente

Rod Risk

Fría, mustia, indiferente… así era ella, un pequeño témpano en el trópico.

El más gélido de los inviernos yacía en su interior, eternamente…

Al principio el amor hizo mella… -el hielo se resquebrajó.

Al final… -nieves perpetuas.

Grato vértigo

Grato vértigo

Claudio Wietstruck

solo50cincuenta@gmail.com

Intenté hacer el rol de macho dominante con ella.

Simplemente, no lo permitió.

Cada noche –sobre mí- me deleita con sus cimbreos, su infatigable despliegue para el Amor físico, la diestra exploración que efectúa en cada espacio de mi cuerpo.

Justo ahora, sus labios traviesos recorren mi pelvis.

Grato vértigo.

Calada celestial

Nunca había disfrutado tanto a Corintios...

Francisco Machalskys

Kaonashi

Rod Risk

No quedaban libros, ya no había papel para enrolar, sólo la Biblia y sus suaves folios. Jamás había disfrutado tanto a Corintios… y el Apocalipsis no fue tan terrible.